Archivo por meses: abril 2011

¿Por qué son azules las redes sociales?

Si hay algo que comparten la mayoría de las redes sociales y que me ha llamado mucho la atención, es que son azules. En sus logos, en mayor o menor medida, está siempre presente el color azul. Esto ocurre en las redes sociales generalistas, en las profesionales, en los servicios de correo electrónico, en los navegadores web…

Así son las redes sociales:

El caso de MySpace es curioso, ya que nació como una red “azul”, pero en octubre de 2010 cambió su logotipo, y eligió el negro:

Entre las excepciones, destacan Picotea (aunque su logo es naranja, amarillo y verde, una vez dentro de la red predomina el azul), Menéame (es la que más se diferencia, al ser naranja) y Xing (verde).

¿Tienes un blog o sueles leerlos y compatirlos? Pues entonces habrás podido comprobar que en este tipo de servicios también destaca el azul:

Y en el caso de los vídeos…:

Llama la atención que la gran excepción, que será seguramente en la primera que habréis pensado, no es azul sino roja:

 

Si hablamos de servidores de correo electrónico, seguramente muchos pensaréis que no todos son azules. Veamos los más utilizados:

El fondo de Gmail es azul, el de la página de inicio de Hotmail también (este color predomina en el caso de msn) y Yahoo! acaba de lanzar su nueva versión de correo, Yahoo! Mail Beta, que, como podéis ver en la parte inferior de la imagen, ha optado también por un fondo azul.

Si echamos un vistazo a los navegadores, también predomina el color azul: Internet Explorer, Firefox, e incluso en Google Chrome (al fin y al cabo, el centro del logotipo lo ocupa el azul, y es el color elegido para la incial del logo de Google, que ya empieza a verse en algunas páginas en un modelo simplificado y, por supuesto, azul). El servicio Google Talk apuesta también por el azul, igual que su competencia, Skype.

 ¿A qué se debe que hayan elegido el color azul? Nada ocurre por casualidad, y menos cuando se trata de empresas: nadie elegiría el color de su logotipo por ser “bonito”, sino que siempre hay una estrategia detrás.

Psicológicamente, el azul es un color que se asocia con la tranquilidad, la calma, y da la impresión de autoridad, éxito, honestidad y seguridad. Influye también el matiz del azul: el claro produce un efecto de calma, paz, limpieza y frescura, mientras que el azul oscuro representa seriedad, carácter analítico y suele estar relacionado con el ámbito académico.

Por otra parte, creo que en este caso concreto, al ser empresas vinculadas a Internet, ha tenido algo que ver el hecho de que los links, al escribirlos en cualquier documento, se marcan en azul. Si estos logotipos fueran personas, serían…

 

Youtube: en busca de la calidad y la rentabilidad

Renovarse o morir” es la nueva obsesión de Youtube, que, en vista de que cada vez se consume más vídeo online, quiere convertirse en el rey de este tipo de contenidos. Es una marca consolidada, asociada a la democratización del vídeo y al intercambio de lo audiovisual a nivel masivo. Pero tiene dos problemas: la calidad de sus contenidos y la maximización de su rentabilidad.

1. CALIDAD

En cuanto a su imagen, Youtube es conocido como una plataforma de vídeos “de mala calidad”, domésticos, que no cuidan la producción y que suelen ser sobre contenidos frikis, morbosos, más o menos absurdos e intrascendentales. Para posicionarse como plataforma de vídeo serio y de calidad, han lanzado varias iniciativas:

– Youtube Live: emisión en directo (en streaming) de conciertos (U2, Bon Jovi, Alicia Keys…), eventos deportivos… La principal ventaja que tiene este servicio es que te permite crear un calendario donde anotar las alertas, de modo que el programa te avisa de que va a comenzar una emisión que tú has marcado como relevante. Se acabó eso de perderte un programa porque no te acordaste de que iba a emitirse…

Youtube World View: “Tú preguntas y los líderes del mundo responden“, una exitosa iniciativa protagonizada por los presidentes de varios países, que permite a los ciudadanos plantearles sus preguntas. Os dejo el link a la entrevista de Zapatero, protagonista de la entrevista de Abril.

Canal de “El Quijote: una recopilación de vídeos que componen una lectura mundial de la obra de Cervantes.

2. RENTABILIDAD

De poco te sirve ser el rey del vídeo en Internet si apenas obtienes ingresos por ello. De ahí que se lanzara en enero de 2010 Youtube Rentals: Youtube como el videoclub del siglo XXI. 

 Hoy se ha sabido que Youtube ha llegado a un acuerdo con las principales majors estadounidenses (Sony Pictures Entertainment, Warner Brothers y Universal, y podría estar en negociaciones también con Lionsgate y Kino Lorber) para ofrecer sus películas en este servicio “on demand”. Algo similar está haciendo Warner con Facebook (alquila sus películas en esta red social, y se paga con Facebook Credits), y compiten con servicios ya consolidados como iTunes (de Apple, que cuenta con el acuerdo de Fox, Disney, Warner Brothers, Paramount, Universal, Sony, MGM, Lionsgate y New Line) o la exitosa Netflix.

Desde enero de 2010, en Youtube Rentals se pueden alquilar algunas películas que se estrenaron hace años, como “Scary Movie 4”, “3:10 to Yuma” o “Saw”, por 2 dólares, aunque los precios de otros títulos oscilan entre 0,99 y 19,99 dólares. Además, podrían estar estudiando la posibilidad no sólo de alquilarlas, sino también de vender películas a través de Youtube.

Disney, Paramount y Fox no quieren ofrecer sus contenidos a Youtube porque consideran que este servicio favorecerá la piratería.

Orbyt abre sus puertas a otros medios, pero se pagan por separado

Cuando nació Orbyt, era una plataforma exclusiva para las publicaciones de Unidad Editorial (fundamentalmente El Mundo, Expansión, Marca y los suplementos y revistas del grupo), aunque ya afirmaban que parte de su modelo de negocio consistiría en vender su tecnología a otras compañías.

El problema se hacía patente a primera vista: si cada grupo sacaba su propio “Orbyt”, ¿tendríamos que suscribirnos a todos ellos para poder acceder a sus contenidos? Si herramientas como Spotify o Netflix han conseguido ofrecer de manera legal el acceso a contenidos de diferentes grupos empresariales, ¿por qué no puede ocurrir lo mismo en la prensa, por qué no llegan a un acuerdo para constituir un quiosco común?

Pues ya es un hecho, aunque sólo a medias.

Desde mediados de marzo, las revistas de Hachette Elle, Car and Driver y Emprendedores se unían a Orbyt. Desde hoy, 26 de abril, se une el Grupo Planeta, con su cabecera La Razón y sus suplementos. Con esta nueva incorporación, Orbyt ofrece las siguientes cabeceras: El Mundo, Expansión, Marca, La Razón, Telva, Marca Player, Marca Motor, Arte, La Aventura de la Historia, Actualidad económica, Siete Leguas, Emprendedores, Car and Driver y Elle, además de los suplementos semanales (Magazine, Metrópoli, Yo Donna, El cutural). Y, según parece, están negociando con Público para que se una también a esta herramienta.

Pero hay algo de lo que no se está hablando, y que me parece clave en este asunto: el pago por las publicaciones que no son de Unidad Editorial es independiente al de la suscripción en Orbyt.

En el caso de las revistas de Hachette, el precio va al margen de los 14’99 € mensuales de Orbyt, ya que cuestan 1’50€ cada número o un abono mensual de 15€. La Razón será gratuita durante el primer mes, pero posteriormente se cobrará también por separado. “Luego el que quiera lo pagará aparte“, ha indicado Pedro J. Ramírez.

Por lo tanto, la integración de La Razón en Orbyt supone que el diario se aprovecha de la popularidad y el know how de Unidad Editorial, y este grupo consigue también un beneficio a cambio de la utilización de su herramienta.

La experiencia de Orbyt está funcionando: desde el 8 de marzo de 2010 han conseguido más de 30.000 abonados, se han superado los 100.000 registros únicos, tienen más de 3,2 millones de lectores y más de 1,5 millones de páginas vistas al mes. Normal que otros medios, en este caso La Razón, quieran aprovechar esta oportunidad, y que Unidad Editorial quiera conseguir un beneficio adicional gracias a la tecnología y popularidad de su quiosco.

Pero, insisto, se están olvidando del público, los lectores, ahora “suscriptores”. No estamos llegando a la situación que planteaba al principio, es decir, un “Orbyt” por cada grupo de comunicación. Pero, desde el punto de vista del lector, es lo que está ocurriendo: varios grupos se integran en una página, pero los pagaremos por separado.

En Estados Unidos ya existe un quiosco virtual que ofrece contenidos de varios grupos editoriales: se llama Ongo (“All your news, All in one place”) y permite el acceso a algunas publicaciones Gannet, The New York Times Company y The Washington Post Company (es decir: The New York Times, The Washington Post, USA Today, Financial Times, AP-Associated Press Reuters).

Por lo tanto, habrá que esperar un tiempo hasta que llegue a España un servicio así. Mientras esto no ocurra, tendremos que conformarnos con acceder gratuitamente a sus páginas web, o a poder ojear en una misma pantalla las portadas de cientos de publicaciones en kiosko.net.

 

 

 

Adapta tu lenguaje a tu público en Facebook

Me gustaría destacar cómo las marcas están adaptando su lenguaje y sus mensajes en Facebook a las características de sus públicos. Ayer, cuando a primera hora de la mañana entré en mi cuenta, me recibieron tres saludos diferentes de tres programas de radio, que mostraban tres maneras muy distintas de recibir a los seguidores tras las vacaciones.

¿Cómo hablas con tus fans? ¿Cómo les recibes tras varios días de descanso? Pues depende de cómo sean ellos:

A los adolescentes / jóvenes, desde “El Gallo Máximo” (Máxima FM) con un tono desenfadado y buscando supervivientes tras las vacaciones, con un mensaje tipo “¿hay alguien ahíiiiii????”.

A los “no tan jóvenes” (de entre 25 y 35), desde Buenos días, Javi Nieves (Cadena 100), buscaban las anécdotas más divertidas de este periodo vacacional.

A los “no tan jóvenes” (pero algo mayores en términos generales), Kiss FM apelaba a la depresión post-vacacional

Éxito de feedback en los casos de “El Gallo Máximo” y “Buenos días, Javi Nieves” (120 y 111 me gusta respectivamente, y 128 y 157 comentarios, buenos datos para un saludo). Pero Kiss FM, a pesar de haber publicado el mismo saludo en sus dos perfiles en Facebook, ha conseguido menor seguimiento (52 me gusta, 35 comentarios en total). (Obviamente, depende también del número de seguidores que tienen en Facebook…).

Otros saludos de otros morning shows fueron:

– “Anda ya!” (Los 40 Principales): no hubo saludo. La primera publicación del lunes hace referencia a un sorteo de un cheque en blanco.

– “Levántate y Cárdenas” (Europa FM): “Familia ¿Qué habéis hecho esta Semana Santa? Nosotros traemos mucha energía churruqui y toda la madera para volver!!!!” (27 me gusta, 25 comentarios).

– “Atrévete” (Cadena Dial): tampoco hubo saludo. El domingo pidieron a sus seguidores que les contaran lo más raro que les ha sucedido en un avión, para aprovechar sus respuestas en el programa del lunes. Pero el lunes, nada.

– “Morning 80” (M80 Radio): recibía a sus oyentes con esta publicación: “bienvenidoas!! Que ya estamos aquí, y con noticias sobre las hipotecas: se pagarán al 50% entre los cónyuges en caso de divorcio. Así que le damos la vuelta y os preguntamos: qué y con quién haríais algo a medias! Recordad que os puede tocar un reloj RACER (ya luego decidís si lo compartís o qué) y por si queréis enteraros bien… aquí os dejamos la noticia!” (6 me gusta, 22 comentarios).

Adáptate a tus públicos, habla como ellos lo hacen (no tengas miedo a “perder las formas”, háblales de modo familiar, hazles llegar “energía churruqui” si así les hablas también en antena…), tal vez sirva que les propongas algún regalo a cambio, pero no les recuerdes lo depresivo que puede ser volver de vacaciones ni les recibas con malas noticias. Ellos te lo agradecerán.

“Y Google ¿cómo lo haría?” (II): la industria del entretenimiento según Jeff Jarvis

En “Y Google ¿cómo lo haría?“, Jeff Jarvis plantea en qué aspectos deben cambiar las empresas para adaptarse a las nuevas reglas creadas por Google (“hagas lo que hagas, Google lo acabará haciendo mejor que tú y además gratis; ¿estarás preparado?”). En el post anterior hablaba de cómo pueden adaptarse los periódicos a estos cambios; veamos a continuación lo que propone para la industria del entretenimiento (cine, televisión, radio…).

Googlewood: el entretenimiento se abre

“El entretenimiento se ha construido en la economía de las superventas: los éxitos son enormes y todo lo demás es el precio que hay que pagar por jugar a las probabilidades. El sistema ha sido largamente alimentado por la escasez (…). La audiencia fue agrupada para consumir un campo limitado de opciones, y los ganadores fueron los productos que llamaron la atención de la mayoría de la gente”.

“La economía de la abundancia -la masa de grupos, la gran cola- ha abierto modelos de negocio en el sector del entretenimiento en modos que no habíamos visto desde las últimas olas de nuevas tecnologías de medios: grabación de sonido, películas, emisión de programas. Hoy podemos ver lo que queramos. Demonios, podemos hacer lo que nos dé la gana. Será cada vez más duro volver a los superéxitos, porque hay mucha más competencia para nuestra atención. Pero también será posible producir más entretenimiento que a más personas les guste. Ésta es nuestra nueva abundancia”.

(…) “Cualquiera que sea bueno en algo puede aspirar a ser monarca en algún o en muchos medios. No serán tan grandes como Stern, Jon Stewart o Steven Spielberg. Pero en una era post superéxitos, en una economía donde lo pequeño desbanca a lo grande, ya no necesitan serlo”.

(…) “Esa nueva relación que tenemos, en palabras del profesor de la Universidad de Nueva York, Jay Rosen, “la gente antes conocida como “audiencia” ahora es colaborativa. No me refiero a qwue cada uno vayamos a elegir el final que más nos guste de una película. No quiero eso. Escribir el final es trabajo del guionista. Pero el entretenimiento se está convirtiendo en colaborativo. Cuando LonelyGirl15, la saga de una adolescente hablando sobre su horrible familia vía webcam desde su habitación, se han convertido en un fenómeno en YouTube, donde lo más fascinante no son los vídeos de LonelyGirl sino lo que sus seguidores hicieron a su alrededor preguntándole cosas, respondiéndole, afectando por supuesto el curso narrativo. Cuando se descubrió que LonelyGirl no era real sino que era ficción, los vídeos de su audiencia, algunos mostrándose enfadados o decepcionados, fueron cautivadores. El arte fue el conjunto de los trabajos de todos, creadores y audiencia. El arte fue interactivo (…)”.

“El entretenimiento puede ahora romper sus viejas formas. Una comedia ya no necesita durar 22 minutos (más ocho minutos de anuncios). Las películas pueden convertise en series. Los programas pueden ser colaborativos. El talento puede venir de cualquier parte. Las audiencias son distribuidoras de contenidos. Podemos ver el entretenimiento en cualquier sitio”.

“Hollywood, particularmente la televisión, no ha sido ciego a este cambio y ha aprendido de la industria musical, que estalló tratando de mantener el control en un mundo incontrolable. Las cadenas de televisión podrán salvarse a sí mismas porque se atrevieron a romper sus propias reglas. La ABC quería dañar a sus distribuidores, las cadenas locales, cuando emitió programas por Internet y los puso a la venta en iTunes. NBC y Fox crearon un impresionante reproductor llamado Hulu, y en el Reino Unido, la BBC puso en marcha su equivalente iPlayer. Como Google, ellos han aprendido a pensar de forma distribuida”.

“¿Qué aspecto tendrán los estudios de Hollywood y las cadenas de televisión en la era de Google? Por una parte, no cambiarán: aún seguirán rezando para tener superéxitos y estrellas que las protagonicen. En el nivel más alto, la economía de las grandes celebridades es bastante inmutable porque sólo puede haber cierto número de grandes estrellas a la vez. Pero por debajo de esa realidad veremos cada vez más, pequeñas celebridades con muchas variaciones de la ley de Andy Warhol: todo el mundo es famoso durante quince clics, enlaces, mensajes de Twitter o en YouTube. La fama, como el talento y la audiencia, ya no es escasa”.

(…) “El entretenimiento será cada vez más una experiencia social. A pesar de que aún quiero que los guionistas hagan su trabajo y pulan las historias, esto no quiere decir que no quiera ver a otras personas remezclando programas y películas. En el pasado, en la controlada manera de pensar, remezclar era una violación del copyright. En la nueva era abierta de modelo distribuido, así es como te unes a la conversación. (…) Quizás esto sea en lo que se convierta el entretenimiento: una chispa que despierte la creatividad y atraiga no sólo a audiencias, sino también a comunidades de creación en un millón de Hollywoods” .

“Y Google, ¿cómo lo haría?”: Los periódicos según Jeff Jarvis (I)

Quiero unirme a la celebración del Día del Libro, 23 de abril, recomendando uno: “Y Google ¿cómo lo haría?“, de Jeff Jarvis (Ediciones Gestión 2000, 2010), en el que el popular periodista nos plantea la necesidad de que adaptemos nuestra forma de pensar a las nuevas “reglas” que están cambiando los modelos de negocio: como dice la crítica de Chris Anderson, “Google no es sólo una empresa, sino una nueva forma de pensar“.

Por eso, quiero reflejar aquí algunas reflexiones interesantes propuestas en este libro sobre cómo deben cambiar los medios de comunicación ante esta nueva corriente de pensamiento. En este post citaré cómo propone Jarvis que se adapten los periódicos a este nuevo mercado, y en un segundo post haré referencia a sus ideas sobre los cambios en la industria del entretenimiento.

Google Times: los periódicos después del papel

“¿Y si los periódicos entregaran la mayor parte de su trabajo a Google? (…) En publicidad, Google es claramente el ganador. Entonces ¿por qué no externalizar la distribución, la tecnología y una buena parte de las ventas de publicidad a Google como plataforma para que el diario pueda concentrarse en su trabajo real, el periodismo? Roussel siguió la regla clave de este libro: “Decide en qué negocio estás”. Lancé el mismo reto al día siguiente a su competidor, The Guardian, donde trabajo y donde ofrecí una serie de seminarios sobre el futuro del periodismo. Mi tarea era proponer diez cuestiones que los periódicos deberían formularse. La primera: ¿qué somos? Los diarios ya no deben verse a sí mismos como productores o distribuidores. ¿Están en el negocio de la información? Eso debe parecer muy obvio, pero cuando la información puede ser rápida y fácilmente convertida en una commodity, ésta es una posición peligrosa. ¿Están entonces en el negocio de las comunidades como Facebook? No demasiado; pocos periódicos posibilitan a las comunidades organizarse por sí mismas. ¿Están en el negocio del conocimiento como Google o Amazon? Todavía no, no se han puesto a sí mismos en la posición para saber lo que sus lectores saben. Al final, urgí a los periódicos a convertirse en plataformas para grandes redes de noticias, pero no han llegado todavía a ese punto”.

“(…) Para las organizaciones de noticias no es tan sencillo hacer la transición a lo digital como simplemente llenar páginas web. Esta transofrmación les requiere reinventarse a sí mismas – cómo piensan sobre sí mismas, cómo deben operar, cómo deben relacionarse con el público, cómo pueden hacer dinero – y deben hacerlo rápido. Jeffrey Cole, del Annenberg School’s Center for Digital Future, de la Southern California University, llegó a la conclusión, en una encuesta realizada en 2007, que la gente joven de entre 12 y 25 años “no leen nunca el periódico”. Nunca. Philip Meyer escribió en 2004 en su libro The Vanishing Newspaper que si las tendencias actuales continúan, el último periódico será publicado en 2040, y esa caída no ha hecho más que pronunciarse desde entonces. Esto no es un simulacro”.

“El impacto que tiene Google es más directo e inmediato sobre los medios que en otras industrias, a pesar de que se acerca también su turno”.

=================================================================================================

El autor plantea las reglas de Google a las que han de adaptarse los periódicos, que, de forma resumida, son las siguientes:

1. “Los átomos son una lata“: los periódicos nacieron con la ventaja competitiva de poseer los medios de producción y distribución en masa, pero ya no estamos en una economía basada en la escasez de contenidos: lo impreso supone una carga económica insoportable. Mientras los lectores migran a Internet, el dinero desaparece de los quioscos.

2. “Piensa de manera distribuida“: la gente está encontrando sus propias vías hacia las noticias a través de nuevas rutas: los blogs de sus amigos, agregadores como Google News o Daylife, sitios webs colaborativos como Digg, enlaces en Facebook o Twitter, aplicaciones en teléfonos móviles y quién sabe qué será lo siguiente. Cita Jarvis a un estudiante universitario, quien dijo en 2008 en The New York Times, “si la noticia es tan importante, ella me econtrará”. Las organizaciones de noticias deben dejar de verse a sí mismas como destinos y empezar a verse como servicios, distribuyendo fuentes web, ofreciendo su contenido a redes de sitios web, llevando sus noticias ahí donde está la gente.

3. “Sé una plataforma; únete a una red“: ya no puedes hacerlo todo tú solo nunca más. Uniéndote a redes colaborativas puedes obtener ayuda (por ejemplo, de los lectores para completar historias, involucrar al público en el negocio). Afirma Jarvis que “El Santo Grial para los diarios online, inalcanzado por el momento, ha sido la idea de las redes de noticias hiperlocales colaborativas: ejércitos de vecinos blogueros que recogen y comparten noticias y fotos de sus juntas escolares y de sus ferias callejeras. Han sido muchos los intentos de llegar a este objetivo como tantos los fracasos”.

4. “Colabora“: cocrea, renuncia al control sobre algunos activos para que los colaboradores puedan remezclar, añadir y distribuir el contenido. El periódico obtiene más contenidos y consigue que hablen de él, que es como se conseguirán nuevos enlaces, lectores, atención y lealtad.

5. “Escucha bien“: los periódicos deberían crear las vías para que el público diga qué necesita saber y asignar el trabajo a los periodistas. Los lectores saben qué es aquello que quieren saber. Los periódicos necesitan medios, como MystarbucksIdea, para reunir ideas sobre qué investigar o qué temas seguir. Ahora el público es el jefe.

6. “Internet mata la ineficacia“: recuerda Jarvis que cuando Rupert Murdoch adquirió The Wall Street Journal se quejó de que tocaban 8’25 editores para cada noticia, y en The New York Times hay tres editores por cada autor.

7. “El mercado de masas ha muerto. Larga vida a la masa de pequeños colectivos“: los periódicos ya no hacen solamente un producto de masas (el periódico) sino que también producen servicios de noticias para intereses segmentados, locales y comunidades. Lo pequeño desbanca a lo grande.

8. “Una organización eficaz“: los periódicos pueden cerar plataformas donde los barrios, pueblos, colegios, clubes o personas con intereses en común puedan compartir lo que saben y los editores puedan hacer brotar noticias de esas informaciones.

9. “Ten cuidado con la vaca lechera en la mina de carbón“: la demanda de noticias no va a desaparecer; está creciendo. ¿Pueden los diarios inventar estos nuevos productos con sus culturas empresariales? Repiensa todo: ¿qué es una noticia? ¿es una página sobre un tema la mejor manera de cubrir las noticias locales? ¿Cómo deberían ser recogidas las noticias? ¿Cómo deberían ser compartidas? ¿Cómo deberían ser financiadas? “Estimula, posibilita y protege la información”.

Así concluye Jeff Jarvis este apartado:

“¿Qué aspecto debería tener un periódico si ya nunca más será un periódico? Se asemejará más a una red con pequeños equipos de reporteros y editores aportando las informaciones más esenciales y recuperando valor por ello. El periódico 2.0 funcionará con el apoyo de grupos de blogueros, emprendedores, ciudadanos y comunidades que recogerán y compartirán noticias. Un periódico no será nunca más prensa escrita que se convierte en dinero. Será más bien una red que podrá llegar a ser más grande de lo que han sido los periódicos en años, alcanzando de forma más profunda a sus comunidades, teniendo más impacto y añadiendo más valor. Para llegar ahí se tiene que actuar en pequeña escala pero pensar a lo grande y ver el mundo de forma diferente”.

¿Los presentadores de informativos de TV son “sociales”?

Cada día se publican nuevos artículos que hablan de los “influencers“, de líderes de opinión, de personas a las que seguimos en los medios sociales porque nos interesa lo que puedan decirnos, sea por el motivo que sea. También se habla de que Twitter se está convirtiendo en una fuente de noticias, y que Facebook ha lanzado recientemente una aplicación para periodistas: parece imprescindible que estos profesionales estén en las redes sociales.

Por eso me pregunto: ¿cómo están actuando los presentadores de los informativos en las redes sociales? En este post analizo la presencia en las dos redes sociales más influyentes (Facebook y Twitter) de los presentadores de los informativos de televisión de la noche.

Primero, veamos la audiencia que tienen. Según los datos que publica la página FórmulaTv, el pasado viernes 15 de abril el informativo líder fue “Telediario 2” con 2.004.000 espectadores (15’8% share, presentado por Pepa Bueno), seguido por “Informativos Telecinco 21:00” 1.824.000 (15’3%, con Pedro Piqueras), “Antena 3 Noticias 2” 1.220.000 (10’4%, con Matías Prats), “laSexta noticias 20h” 632.000 (7’1%, con Mamen Mendizábal), “Noticias Cuatro 2” 414.000 (4’7%, con Manu Carreño) y, en última posición, “La 2 Noticias” 104.000 (1’2%, con Mara Torres).

Los presentadores de estos espacios son claves para su éxito: en ellos recae la credibilidad del informativo, y suelen ser personas que consiguen establecer vínculos de confianza con los telespectadores. Según un análisis de 2005 realizado por Alejandro Salgado Losada sobre las “cualidades necesarias para una comunicación eficaz” en los presentadores de noticias, éstos deben reunir ciertas características, como credibilidad, claridad, autoridad, entusiasmo, concentración, tranquilidad, profesionalidad, experiencia, personalidad, buena voz y buena imagen. Muchas de estas cualidades son las que nos repiten cada día que deben tener las empresas en sus perfiles sociales. Por lo tanto, si estos presentadores abrieran sus perfiles en las redes sociales, ya tendrían buena parte del trabajo hecho.

Sin embargo, la mayoría de los presentadores están desaprovechando las oportunidades que les brindan las redes sociales como canal de comunicación y diálogo con sus públicos o como plataformas de promoción de sus informativos, de difusión de noticias, etcétera. ¿Por qué no quieren ser sociales? ¿Por qué no quieren hacer llegar a sus seguidores noticias recomendadas por ellos? ¿Por qué no informan o manifiestan sus opiniones sin estar delante de las cámaras? Como veremos a continuación, sólo Mara Torres tiene una página activa en Facebook y Mamen Mendizábal es la presentadora más activa en Twitter. El resto, o no tiene perfil social, o no lo utiliza.

1. Mara Torres: he aquí la primera sorpresa de este análisis: la presentadora del informativo con menos audiencia es la más popular en Facebook. Su página oficial, en la que ella publica contenidos personalmente cada día, tiene 27.214 seguidores. También es la única que tiene una página propia, en vez de páginas creadas por la gente para hablar de ella. Además está presente en otros grupos, uno de los cuales, “Fans Mara Torres, La 2 Noticias” tiene más de 4.000 seguidores. ¿Dará el salto a Twitter?

2. Mamen Mendizábal: su página en Facebook tiene 5.238 seguidores, pero no deja que sus seguidores publiquen en su muro y su página está abandonada (hasta noviembre de 2010 publicaba apenas un comentario al mes, y desde noviembre no ha publicado nada). En Twitter (@mamenmendizabal) tiene 1.666 seguidores, y este perfil social sí lo actualiza prácticamente a diario.

3. Matías Prats: es el presentador más cercano y coloquial ante las cámaras, y por ello es el más popular en Facebook, a pesar de no tener una página oficial. Hay muchas páginas tipo “Me gusta” sobre Matías Prats (una tiene más de 2.000 seguidores), en clave de humor: “me gustan mucho los chistecillos finales de Matías Prats”, “Yo tampoco tengo la credibilidad de Matías Prats”, “Señoras que piensan que una Nochebuena sin Matías Prats no es Nochebuena”, “Señores que en realidad son Matías Prats diciendo ¡¡¡¿¿Pero ésto qué es???!!”, “Yo también me descojono cuando Matías Prats la caga”, y así hasta 18 páginas diferentes creadas en torno a este popular presentador, además de los grupos de contenido abierto y acceso público.

4. Pedro Piqueras: sobre este presentador no hay ninguna página “oficial”, que podríamos considerar de apoyo (sí algún grupo que no llega a los 100 seguidores), ya que las páginas que le mencionan están asociadas a contenidos humorísticos. Así, hay páginas como “Plataforma a favor de que Pedro Piqueras retransmita el final del mundo”, “Pedro Piqueras y su dantesca manera de dar las noticias”, “Pedro Piqueras es quien se esconde detrás de la muerte” (es la más popular, con 1.245 seguidores), “Que Pedro Piqueras presente Impacto Total” o “Yo también he imitado a Pedro Piqueras diciendo “fin de semanaaaaaaaa””. Llama la atención que las primeras páginas que aparecen en el buscador de Facebook hacen referencia al “hijo de Pedro Piqueras”, que es un personaje del programa de Cuatro Tonterías las Justas.

5. Pepa Bueno: con 397 seguidores, la presentadora de TVE apenas actualiza su página oficial en Facebook: sus tres últimas publicaciones son del 13 de abril, 5 de febrero y 25 de octubre.

6. Manu Carreño: es el presentador más castigado en Facebook, ya que sólo aparece en tres páginas, todas negativas: “Manu Carreño, otro que debe irse a la calle”, “Manu Carreño, fuera de las Noticias Cuatro” y “Manolo Lama y Manu Carreño: más madridistas que el escudo” (descripción: “cansado de estos 2 personajes que no hacen otra cosa más que idolatrar al Real Madrid y dejar al resto de los equipos de la liga como la última mierda que cagó Pilato!!!”). También hay múltiples pequeños grupos creados en torno a su figura, en la mayoría de los cuales se mantiene la actitud negativa hacia él. Tiene cuenta en Twitter (@manucarreno) con 36.165 seguidores (está incluído en 1.200 listas), pero lleva desde el 14 de septiembre sin publicar tweets (lo ha utilizado durante el pasado Mundial de fútbol, de ahí que haya conseguido tantos seguidores).

En el caso de Matías Prats y Pedro Piqueras, aparecen muchos perfiles ficticios en los que se intenta suplantar a estos presentadores. Al buscar en Twitter a Matías Prats, por ejemplo, el primer tweet (de los cuatro que ha publicado) dice: “ACLARACION M llamo como m llamo pero NO soy l presentador d antena3. Lo digo porque s mi 1er tweet y creo tener + seguidores d los q merezco”. Su hijo, por cierto, tiene más de 7.000 followers.

Por lo tanto, así queda el reparto de la presencia en redes sociales de los presentadores de los informativos de noche en televisión.

Antes de terminar, cabe destacar que sí hay presentadores que utilizan activamente sus perfiles sociales, especialmente en Twitter (que, para uso periodístico, es más útil que Facebook… por ahora). Por poner el caso sólo de presentadores en TVE, algunos de los más influyentes en Twitter son Ana Pastor (@anapastor_tve tiene 50.933 followers), Vicente Vallés (@VicenteVallesTV, 19.525) y Ana Blanco (@anablanco_tve, con 4.485 seguidores).

Social Media: acciones más allá de Facebook

Hace tiempo, una amiga se quejaba porque, según decía, “ahora me toca ser community manager: me tengo que encargar del perfil de Facebook“. En su frase hay dos errores muy comunes: en primer lugar, ser CM no ne reduce a gestionar el perfil o página de Facebook, sino que comprende la gestión de todo el entorno online de la empresa. En segundo lugar, ¿estás gestionando su perfil, o estás publicando noticias en él? Porque para muchas empresas estar en la Web 2.0 es estar en Facebook, y lo utilizan sólo para dar a conocer información de la marca y sus productos.

Ayer descubrí la completa actuación de Marionnaud Perfumerías en lo que se denomina “Social Media”, y quiero compartir algunas de las claves de su gestión. Vaya por adelantado mi felicitación a la cadena de perfumerías.

Sus éxitos: cuidada imagen de marca y de toda su estrategia online, presencia en todos los canales donde están sus seguidores, humanización de la empresa (conversación en redes sociales con sus seguidores y, lo que es menos habitual: con otras marcas), elaboración de contenidos en los que se muestra como marca experta que puede ayudar a sus seguidores… Con una amplia presencia en este entorno, han creado una serie de espacios donde responder a las necesidades de sus seguidores y reforzar sus vínculos con ellos. Porque hay mucho más que promociones en las que pidan que pulses un “me gusta” y esperes a ver si has ganado algo.

1. Página web

Marionnaud utiliza su web como tienda online y en ella da a conocer su actividad en otros medios (en qué plataformas están presentes y qué premios se pueden conseguir tanto en las tiendas como en las promociones online).

2. Blog

Es un espacio donde hablar de todo el entorno de la actividad de la empresa. No se trata de hablar sólo de nosotros mismos, sino que podemos aprovechar para posicionarnos como expertos en una materia. En Marionnaud, el blog sirve como plataforma para dar a conocer sus ofertas, pero también publican artículos sobre cuidados de belleza, trucos y consejos; contenidos éstos muy demandados por su target.

3. Facebook

Esta red social aporta mucho valor a toda la estrategia digital de una empresa: permite mantener un diálogo directo con nuestros consumidores, y muchas marcas lo aprovechan para lanzar sus promociones. De la gestión de la página de Marionnaud hay muchas cosas que me gustan:

– Nos reciben con una página de bienvenida en la que se muestran todas las ofertas y concursos en los que podemos participar, y con enlaces a todos los espacios online donde están presentes.

– En el muro, accedemos directamente a las entradas “Más recientes”, en lugar de ver primero las publicaciones de la marca, y luego tener que seleccionar las publicaciones de otros usuarios. Es un voto de confianza en sus seguidores y el valor que aportan con sus publicaciones en el muro de la perfumería.

– Gran uso de las “pestañas” (ahora menú lateral), con acceso a todos los concursos y promociones, así como a las bases legales de los concursos.

Información: enlaces a todas las plataformas online en las que están presentes. Déjate de mensajes corporativos, muéstrame el camino para seguirte.

– Una de las cosas que más me ha llamado la atención es que Marionnaud es una página que interactúa, que comenta publicaciones de otros (en general, de revistas y empresas muy relacionados con su sector). ¿Has pensado en esta opción que te ofrece Facebook de mostrarte a los demás, o te centras en que te vean y cómo te ven (cómo promocionarte, ver estadísticas y sugerir tu página)?

Facebook nos permite navegar como página, pero a la mayoría de las empresas les pasa desapercibida esta opción. ¿Y por qué no? Humanizas tu marca, muestras tus intereses, interactúas con otras empresas (y quién sabe si de esta relación puede surgir una oportunidad de negocio…), te das a conocer en el sector…

Responder a tus seguidores: precisamente en este pantallazo se puede ver una pregunta sin respuesta (¿Para cuándo Marionnaud en Granada?, es una pregunta de hace 16 horas y estamos en fin de semana: seguramente el lunes se la responderán), pero Marionnaud sí responde a las preguntas de sus fans. Eso sí: responden en horario laboral. En casos de gestión de crisis, fundamentalmente, la inmediatez de respuesta es necesaria, es lo que pide la gente. En este caso supongo que Rocío podrá esperar a su respuesta sin mayores consecuencias para la marca.

4. Twitter (@Marionnaud_es)

Sigue a 112 personas y tiene 156 seguidores, pero aprovechan muy bien las posibilidades de esta plataforma: hashtags, links, promoción de concursos, respuestas a sus seguidores y a otras marcas (en el pantallazo no hay pero sí son habituales, tanto a seguidores anónimos como a revistas, marcas de productos de belleza…)

5. Youtube

Una perfumería también puede ofrecer vídeos de valor a sus seguidores. En el que se muestra en este pantallazo, una chica va por un centro comercial, ve las ofertas de la perfumería, y entra a comprar. Una demostración de cómo funcionan los descuentos, de lo fácil que es optar a ellos. Además aprovechan para hablar de futuras promociones, gracias a un cupón que obtiene esta chica con su compra.

Pero, además, han creado lo que denominan “Marionnaud TV“, una plataforma exclusiva de la marca en la que ofrecen otros vídeos y con una apuesta que destaca sobre las demás: Marionnaud make up professionals. Como puede verse en la imagen, este canal está vinculado con sus otras páginas.

¿Cómo puede utilizar una perfumería un canal de vídeos? En Marionnaud se han dado cuenta del éxito de los canales con tutoriales de maquillaje, que son muy populares entre su público. Por eso, han puesto en marcha una promoción en la que piden a sus seguidoras que sean ellas quienes graben los vídeos con sus consejos, convirtiéndose en las expertas de este tipo de tutoriales.

6. Flickr

Sentimientos, productos, tendencias, lugares especiales… Flickr te permite vincular tu marca a infinitas sensaciones, mostrar quiénes sois y cómo trabajar…

7. Móvil

¿Tienes el teléfono de tus seguidores? ¿Has intentado conseguirlo? En Marionnaud lo consiguen ofreciendo a cambio un cupón de descuento en cualquier perfumería de la cadena. Es un paso previo hacia la geolocalización: conseguir mediante el teléfono móvil que los consumidores actuales y potenciales se acerquen a tu establecimiento. Además, gracias a esta promoción obtienen un nuevo canal de comunicación con sus clientes, para posteriores envíos de promociones vía SMS.

Estar en Facebook es importante; al fin y al cabo, como suele decirse, Facebook es “la provincia más grande de España”. Pero es importante no sólo cuidar la presencia dentro de esta red, sino enriquecerla con otras experiencias en los diferentes canales 2.0 en los que podamos encontrar a nuestros seguidores. Pero ojo: no todos los públicos están en todas las redes, ni todas las marcas necesitan estar en “todos” los medios online. Tengamos sobre la mesa nuestros objetivos y planteemos una estrategia de actuación.

Y el asesino es…

Con el falso fallecimiento hoy de Manu Leguineche, son ya muchos (demasiados) los casos de famosos a los que se ha “asesinado” desde esta red social: Morgan Freeman, Johnny Deep, Jackie Chan, Russel Crowe, Miley Cyrus, Matt Damon, Tom Hanks, Lindsay Lohan, Taylor Launter… Ahora las críticas caen sobre Twitter y su poder de difusión de noticias que no son veraces.

Quiero romper una lanza a favor de esta red. Hace unas semanas publiqué un post hablando de este tema, de cómo Twitter, al apostar por la inmediatez y la rápida difusión de sus contenidos, deja de lado muchas veces la veracidad.

Pero hay que tener en cuenta las circunstancias. En el post al que he hecho referencia, contaba que se había producido un incendio en un museo de Ciudad de Mexico, y el primer tweet al respecto mostraba una imagen del edificio y una columna de humo. Por lo tanto, se partía de la base de una imagen real, aunque luego resultó que la columna de humo no procedía de un incendio.

Hoy, en el “caso Leguineche”, ha pasado algo similar: la noticia se ha empezado a extender a partir de un pantallazo de la web de El Norte de Castilla (@1001Medios), en la que se publicaba el fallecimiento del periodista. Había una imagen y una fuente periodística acreditando el valor del tweet.

A los pocos minutos, otros periódicos digitales como ABC o Diario Vasco se hacían eco de la noticia.

Por eso creo que la responsabilidad en estos casos no recae tanto en Twitter como en los medios de comunicación, que son los que gozan de credibilidad. Cuando vemos que se ha publicado un tweet impactante, los usuarios acudimos a las verdaderas fuentes de información (en este caso, las páginas web de los periódicos), a contrastar las noticias: si ellos las publican, asumimos que serán verdad. Y más cuando el director de uno de los principales diarios del país publica un tweet dando el pésame al periodista.

A mí la noticia me llegó procedente de lo que yo considero (¿consideraba?) una fuente: el pedroj_ramirez:

Si, como parece, el diario se hizo eco de los rumores de Twitter, debe asumir su responsabilidad en este caso, porque publicarlo en su web sin haberlo contrastado es un error grave. No se puede publicar una noticia basándose en lo que se dice en las redes sociales. Las redes no son agencias de información, y sus usuarios no tienen acreditada su credibilidad. Además, como bien señala el periodista de ABC @PabloAlcala, muchos no nos habíamos enterado de que la noticia se había publicado en El Norte de Castilla hasta que se hizo pública la confusión.

Un caso distinto fue el de la “muerte” de Morgan Freeman, ya que el rumor nació por un supuesto tweet de la CNN (@CNN: Breaking News: actor Morgan Freeman has passed away in his Burbank home). Sin embargo, la cadena aseguró que ellos no habían publicado ese tweet, y que se trataba de un engaño (@CNN: CNN did not report Morgan Freeman death. Rumor is false. CNN will aggressively investigate this hoax). Y algo similar ocurrió con el rumor de la muerte de Johnny Deep en un accidente de tráfico.

De todas maneras, los usuarios de Twitter no quedamos exentos de responsabilidad. Yo misma, cuando leí el retweet del pésame de Pedro J, pude haberlo retweeteado y contribuido a difundir el rumor. Por lo tanto, todos, periodistas y usuarios, debemos contrastar las informaciones de este tipo antes de pulsar “retweet”.