Archivo por meses: febrero 2011

Internet Vs. medios: Tiempo Vs. Gasto publicitario

Miles de estudios nos demuestran cada día la importancia de Internet, su rápido crecimiento, las múltiples posibilidades que ofrece, y cómo su desarrollo está afectando en los hábitos de consumo, también en el consumo de los medios de comunicación.

Uno de los datos que quiero resaltar al respecto es la diferencia entre el tiempo que destinamos a los medios convencionales y el que destinamos a Internet, comparado con el coste que supone la inversión publicitaria en cada medio.

Según el Informe Anual de la Sociedad de la Información en España (2009) elaborado por Telefónica, en España el porcentaje de gasto de publicidad en televisión o en prensa es mucho mayor que el porcentaje de tiempo de uso, mientras que para sectores como la radio e internet ocurre todo lo contrario.

Como muestra este gráfico, sólo en Internet y en la radio el porcentaje de inversión publicitaria es inferior al del tiempo de consumo. Pero más llamativo aún es que, mientras el consumo online y el de televisión es prácticamente igual en tiempo, el coste televisivo es cinco veces mayor.

Las radios generalistas en Twitter: mentalidad 1.0

Según una investigación de Susana Herrera Damas y José Luis Requejo Alemán, las emisoras de radio están empleando una herramienta 2.0 como es Twitter, con una mentalidad 1.0.

Esto significa que las emisoras utilizan Twitter para ofrecer información (61’7% de las actuaciones) y para auto-promocionar el contenido en antena (28’2%). Y en menos del 5% de los casos los tuits hacen referencia a informaciones personales, se utilizan para preguntar la opinión de la audiencia, expresan una opinión propia o son un medio para animar a la audiencia a participar en concursos.

También se llama la atención en este estudio sobre el mal aprovechamiento que hacen de los recursos que caracterizan a Twitter: apenas utilizan hashtags, y muy pocas veces los enlaces nos llevan a páginas que no sean las propias (blogs, otras webs, podcast, vídeos, fotos…).

Por lo tanto, han transferido a Twitter de un modo mecánico su concepción de medio masivo: no hay una “conversación”, sino una “conferencia“. Se están desaprovechando las opciones de difusión, conversación y transversalidad que ofrece esta red social.

Del monólogo al diálogo en Facebook

El perfil de Facebook del programa de Europa FM “Levántate y Cárdenas” me ha sorprendido con el siguiente post:  

 Dejando aparte el contenido, muy sorprendente, quiero resaltar el uso que hace este programa de Facebook, aprovechándolo para dialogar con sus oyentes/amigos. Están pendiente de las respuestas que dan a sus publicaciones, pero también leen los comentarios “espontáneos” de la gente en su Muro. E incluso contestan a algunos de ellos, hablen o no de temas relacionados con el programa.

 

 Sin embargo, en “¡Buenos días, Javi Nieves!, un programa similar en características, horario y perfil de audiencia, el uso de su perfil en Facebook es muy distinto. Plantean preguntas y la gente las contesta, pero no responden a quienes incluyen publicaciones en su Muro.

Y hoy precisamente han perdido mucho valor al no hacerlo, han perdido la ocasión de reforzar la imagen de su marca a través de su perfil social. La gente les preguntaba “¿Para cuándo C100 en TDT?“, “tendríais que hacer una recopilación de “los niños y jimeno siempre dicen la verdad” y ponerlo a la venta, bueno a mi me lo regalais por tener la idea, pensarlo tendrá mas éxito de lo que pensais“, “Iphone y Blackberry. ¿Para cuando para Android?” (sobre la nueva aplicación); “¿donde tengo que buscar la aplicacion para blackberry muchas gracias sois los mejores“; “M gusta muxo la nueva aplicación de cadena 100 par el iPhone,esta chulisima!buenos días !“; “¿Qué es eso de la aplicación de m80 (SIC) para blackberry para oir la radio? ¡Me interesa mucho!” “Grandes!!!!!!!!! Ya era hora de pensar en los que tenemos Blackberry!!!! Ya estoy buscandola!!! 😛 gracias!!!” y un largo etcétera.

Lo de hoy ha sido una pérdida de oportunidad de Cadena 100 para reforzar la comunicación con sus clientes, publicitar sus propias aplicaciones para dispositivos móviles, potenciar la cercanía con sus clientes, agradecer a quienes ya se han descargado las aplicaciones o a quienes han comprado entradas para la Noche de Cadena 100, y un largo etcétera.

Enhorabuena a “Levántate y Cárdenas”, espero que sigan por ese camino. A pesar del gran volumen de publicaciones que tienen en su Muro (y teniendo en cuenta que la mayoría de ellas aporta muy poco valor, convirtiéndolo prácticamente en un chat), demuestran que están pendientes de sus comentarios.

Noticias de 140 caracteres

El pasado 23 de enero publicaba un blogger, Tristán Elósegui, un estudio “casero” del uso que hacen los medios de comunicación en Twitter, y concluye que lo usan como un mero altavoz.

Mientras hablamos de las posibilidades que ofrece Twitter como herramienta de comunicación bidireccional con los usuarios, o como un centro de atención al cliente en ciertos sectores, este estudio desvela que los medios no escuchan a sus seguidores, y que ellos sólo siguen a un pequeño grupo de personas. Así, ¿con quién van a establecer un diálogo?

Las conclusiones son rotundas: existe un gran desequilibrio entre la cantidad de seguidores que tienen las cuentas de los medios y la cantidad de usuarios a los que siguen, y resulta manifiestamente mejorable la calidad de la interacción con los usuarios (respuestas y retuiteos). Concluye Elósegui señalando que el medio que mejor hace las cosas es @el_pais, con un TFF Ratio de 7’85. Destaca también el hecho de que la prensa es mucho más influyente que la radio y la televisión, que sólo El País tiene su cuenta verificada, y que este medio, además, tiene dos cuentas en Twitter: una para la versión online y otra para la de papel.

Un ejemplo del buen uso de Twitter es la revista Muy interesante, el medio de comunicación con más seguidores (493.871 seguidores). En una entrevista, su director, José Pardina, explicaba el secreto del éxito de su cuenta: “intentamos que nuestros mensajes sean directos y cortos, para que los seguidores, al retuitear, puedan añadir su aportación; y eso tiene un efecto viral que hace que el tuiteo tenga una vida más larga“.

Otra de las claves de su éxito es que se han molestado en estudiar a sus seguidores: a qué horas son más activos, qué temáticas tienen mejor aceptación, y con qué mecanismos monitorizar, medir y controlar las conversaciones. En Muy interesante sí conversan con sus seguidores, y Pardinas reconoce que supone un esfuerzo extra: “Con más de 330.000 seguidores, más de 4000 retuits y unos 300 replies a la semana, el manejo es muy complicado. Requiere un replanteamiento por nuestra parte”.

Los medios tienen mucho camino por recorrer en las redes sociales, especialmente en Twitter, un medio que pone a su disposición nuevas posibilidades por explotar, pero que parece que ninguno tiene tiempo ni personas encargadas de hacerlo. Y recordemos que Twitter puede ser tu mayor enemigo: @el_pais publicó por error la muerte de Berlanga el 19 de Octubre de 2010.

Las radios musicales en las redes sociales

Hoy en día, todas las empresas quieren estar presentes en los medios sociales: las grandes marcas saben lo importante que es acercarse a sus clientes, tanto por razones cuantitativas (el tráfico que generan, visitas únicas…) como por el aspecto cualitativo: establecer canales de feedback masivo, comunicación con los clientes, atención personalizada, posibilidad de reconducir y convertir las críticas en comentarios favorables…

Los medios de comunicación están en las redes sociales con un objetivo: comunicar. En el caso concreto de las radios musicales, lo importante también es comunicar, mientras que la música queda relegada a un segundo plano: el producto es prácticamente el mismo en todas ellas, pero se diferencian en la manera en que lo comunican. Por eso, utilizan su antena y los perfiles sociales para transmitir emociones, estados de ánimo, información… es decir: para comunicar.

Basándonos en el número de seguidores que tienen en redes sociales (Tuenti, Facebook y Twitter), quedarían organizadas en el siguiente ranking:

según el número de amigos en Facebook, Tuenti y Twitter

A raíz de este gráfico, llaman la atención muchos aspectos:

1. Los 40 Principales no lidera el ránking: es la emisora con más audiencia (y con diferencia) pero ocupa el cuarto puesto. Y Cadena Dial, segunda en audiencia, es ¡¡¡la última!!!

2. Las emisoras destinadas a un perfil de oyentes más joven lideran el ránking, mientras que las que son para adultos quedan relegadas a los últimos puestos.

3. Hit FM, la nueva emisora musical del Grupo Radio Blanca – Kiss FM, supera a su propia “hermana mayor” Kiss. Además, a pesar de no tener ni un año de edad, supera ya a emisoras veteranas como M80 y Cadena Dial.

4. La gente sigue a las emisoras online aunque no emitan en su ciudad: llama la atención el caso de Flaix FM, que emite sólo en Cataluña, y es la quinta en número de amigos online. También Hit FM, que tiene todavía muy pocos postes de emisión y 37.000 oyentes, supera en seguidores a Kiss, M80 y Cadena Dial.

No importa la cobertura offline que tengas: Internet es global. Y no importa tu audiencia: seguramente cuanto más joven es tu oyente, más intensa es su presencia en las redes sociales. Pero Europa FM y, sobre todo, Cadena 100, demuestran que la edad no es importante. Hay, como decía al principio, muchos otros factores: una comunicación cercana, personal, sincera; una vía real de participación activa del oyente; una programación atractiva y bien definida a través de redes sociales, etcétera. Ahí está la clave de la presencia online de las emisoras musicales.

Cadena 100 actualiza su aplicación

Desde el 16 de septiembre está disponible para los usuarios de iPhone, iPod Touch e iPad la nueva versión de la aplicación de Cadena 100. La emisora ha rediseñado su aplicación, que creó en 2008: de hecho, fue la primera emisora española en diseñar una aplicación para iPhone.

A favor:

– Sigue siendo una aplicación gratuita

Multitarea: permite seguir escuchando la emisora mientras haces otras cosas

– Acceso a los podcast diarios en iTunes: resúmenes de 20 minutos con lo mejor de “¡Buenos días, Javi Nieves!” (el morning show) y a otros podcast, como “Los niños y Jimeno siempre dicen la verdad”, Camera Café…

– Conectada con el canal youtube de Cadena 100, lo que permite ver los vídeos.

– Conexión con el perfil de la emisora en las redes sociales (Facebook y Twitter), y a su página web oficial

En contra:

El diseño de esta nueva aplicación está despertando muchas críticas por su color y por la saturación de la pantalla: hay demasiados elementos en color rojo, lo que puede llegar a cansar la vista del usuario. Además, por la gran cantidad de contenidos, se produce una sobrecarga de elementos en la pantalla.

Ahora que ya habéis visto la aplicación, os pregunto… ¿habéis visto el banner de LG? Efectivamente, esta aplicación incluye publicidad: LG nos ofrece hasta 400 euros por renovar nuestro televisor.

Ahora las aplicaciones de iPhone/iPod Touch/iPad son un nuevo soporte publicitario.

Google TV

Cuando pensábamos que Google sería capaz de hacer cualquier cosa, y siempre con éxito, llegó Google TV, un proyecto que no acaba de despegar porque, como suele decirse, “monto un circo y me crecen los enanos”.

¿Qué es Google TV?

Google TV promete cambiar la forma de “ver” la televisión y convertirla en una experiencia 2.0 en la que combina televisión y todas las posibilidades que ofrece Internet. Ofrece la posibilidad de buscar programas para verlos cuando el espectador desee (incluso buscarlos desde el móvil y verlos en el televisor), guía de programación en tiempo real, navegación por la Red desde el televisor, blu-ray…

Pero ¿y los contenidos?

Ahí está su principal problema: las tres principales cadenas de televisión estadounidenses (ABC, CBS y NBC) han bloqueado a los usuarios de Google TV el acceso a su contenido en línea. Google se defiende diciendo que, efectivamente, “el dueño del contenido es quien puede tomar la decisión de restringir a sus fans el acceso a su contenido con la plataforma“. 

Al parecer, los dueños de los grandes medios tienen “miedo” a que el negocio escape de sus manos y sólo sirvan de alimento a un Google siempre insaciable.

Quien sí permite, de momento, el acceso a sus programas desde Google TV es la cadena FOX, del magnate Rupert Murdoch, pero ésto podría cambiar en breve si alguien le hace recordar cuánto desprecia a quienes le “roban” su información.

Google también ha llegado a acuerdos con NBC Universal, Turner Broadcasting (Cartoon Network, Adult Swim, TBS, TNT y CNN) y NBA. Para la oferta de pago cuenta con socios como HBO, Netflix (ofrece películas y programas de televisión en streaming) y Amazon (75.000 películas en Video On Demand).

iMag Magazine: una revista para iPad

La primera revista española diseñada para iPadLa implantación del iPad está siendo muy rápida, y la demanda de contenidos específicos para este dispositivo está empezando a ser cubierta. Pero todavía queda mucho camino por recorrer.

No obstante, ha nacido ya en España la primera revista diseñada (y disponible) únicamente para iPad. Se llama iMag Magazine, y aborda temas como estilo de vida, tecnología, ciencia, tendencias, actualidad…

La publicación se adapta a las posibilidades que ofrece el iPad: vídeos, música, infografías animadas, anuncios interactivos, un diseño vertical y horizontal para poder leerse de las dos formas, y artículos combinados con vídeos y audios relacionados.

Es una revista mensual, y el primer número será gratuito, aunque posteriormente se venderá a 2’39€.

No es el gran invento del mundo, no hacen nada que otros no hagan… Pero sí son los primeros que lo hacen en España. Por eso, desde aquí les deseo mucha suerte y les animo a que sigan innovando y proponiendo contenidos para los nuevos dispositivos.

Super Bowl 2011: la competición reina de la televisión

La Super bowl estadounidense se ha convertido en el espectáculo deportivo que más expectación despierta y que más espectadores congrega ante el televisor. Este año, según los primeros datos que ha facilitado Nielsen Co., la audiencia puede superar los 106 millones de espectadores del año pasado en un 3%, y congregó durante su emisión al 76% de los espectadores norteamericanos.

Pero la Super bowl supera las fronteras estadounidenses. En Madrid se crearon eventos para congregar a quienes quisieran verlo desde sus establecimientos (en Hard Rock Café, Friday”s, O”Neills, varios de los restaurantes Foster”s Hollywood, James Joyce, Paddy”s). En Barcelona, la cita fue en el Michael Collins Irish Pub, Opium Mar, The Philarmarie, Sports Bar Rambles, George & Dragon o Ryan”s.

Pudo seguirse en Canal + y algunos de sus subcanales, bien en directo, bien en diferido en Sportmanía. Y en la radio, el Carrusel Deportivo de la SER lo retransmitió (lleva haciéndolo desde 2003, por un acuerdo de exclusividad con la NFL).

Pero las nuevas tecnologías también se han querido sumar a este evento, gracias a su seguimiento en Plus.es, NFL, CBS (marcadores y jugadas clave) y en Twitter.

El éxito de la final de la Super bowl se traduce en increíbles cifras de inversión publicitaria, ya que se estima que cada spot de 30 segundos emitido durante su retransmisión, y fueron 63, podría haber rondado los 3 millones de dólares.

Me gustaría destacar unos cuantos datos curiosos relativos a este evento, que dan fe de la importancia y trascendencia que tiene:

– En 2010 se vendieron más de 2 millones y medio de televisores de alta definición (en EEUU) para poder ver la final.

– Según The Associated Press, las ventas de Domino’s Pizza durante la noche de la final aumentan en un 30%. Se consumen 18.500 toneladas de patatas y palomitas durante la noche de la Super Bowl.

– 10 de los programas más vistos de la historia en EEUU son finales de la Super Bowl.

– El 6% de los empleados afirma sentirse enfermo al día siguiente.

Y como siempre pasa algo curioso, la anécdota de este año la protagoniza Christina Aguilera, quien se encargó de cantar el himno estadounidense… pero lo hizo mal: se equivocó en la letra. Cuando debería haber cantado la estrofa “O’er the ramparts we watched, were so gallantly streaming” (“Observábamos desde las trincheras que estaba ondeando con tanta gallardía”) , cantó “What so proudly we watched at the twilight’s last gleaming” (“lo que observábamos con tanto orgullo en el último destello del crepúsculo”), que es la misma que entonó anteriormente pero que incluyó la palabra “watched” (“observábamos”) en lugar de la palabra “hailed” (“elogiábamos”).

¡Ah, por cierto! Este año, los Packers de Green Bay ganaron su cuarto título, al vencer 31-25 a los Steerles de Pittsburgh.

¿Qué pasa con la radio?

Ahora que con una conexión a Internet, un ordenador portátil y un poco de tiempo podemos crear completísimas listas de canciones… Ahora que podemos conectar con las emisoras de cualquier ciudad del mundo… Ahora que podemos crear nuestra propia emisora y compartirla con los usuarios de todo el mundo a coste prácticamente 0… Ahora que la imagen y el vídeo dominan los intereses de los internautas… ¿Qué pasa con la radio?

Por suerte o por desgracia, a la radio ya se le ha dado por muerta muchas veces. Su primera, y tal vez más importante amenaza, fue la llegada de la Televisión. Pero la radio sigue viva… aunque ¿cómo le va a afectar la hegemonía de Internet, que se ha convertido en una amenaza también para el medio rey, la Televisión?

Adaptarse + innovar, o morir. No se trata sólo de trasvasar los oyentes a los nuevos canales (streaming, podcast, descargas…), sino que hay que mantener también los ingresos y los anunciantes.

Sus contenidos deben recopilar los UGC, los contenidos generados por los oyentes, de manera atractiva: las cartas que se recibían antes, o las llamadas telefónicas, son ahora e-mails y publicaciones en los perfiles de las emisoras en las redes sociales. Los contenidos han de adaptarse a las peculiaridades de los nuevos soportes de escucha, y deben ser accesible para todos, independientemente de sus fabricantes.

La trazabilidad es clave: dejar bien clara la procedencia de nuestros contenidos cuando sean accesibles en la Web. Y las emisoras deben explotar el valor de proximidad con el cliente, que siempre ha sido su punto más fuerte respecto a los otros medios de comunicación.